miércoles, 18 de marzo de 2009

La cancamusa del Arte


"Escapando de la crítica", 
trampantojo de Pere Borrell del Caso


Aclaración: este post nació como un comentario al post "La cancamusa artística". Luego creí oportuno compartirlo aquí. A mis años creo poder atreverme a escribir sobre esto.



Reconozco que no conocía el significado de cancamusa , pero sí el de la pena. Y por esa palabra sí que soy capaz de intervenir.


Nunca he sabido qué es exactamente el Arte, pero sí que desde siempre ha vivido del engaño: de convertir paredes en paisajes o palabras en música, de que un golpe se haga ritmo o de que una lágrima resista mil años.

Pienso también que el Arte es sentimiento, y que puede ser risa y burla, y también llanto y dolor. Nunca he sabido el valor del Arte, si lo es más por quienes lo aprecian o por quienes lo venden, por quienes lo atacan o por quienes lo defienden.

A mi me parece que el Arte es como el agua, que brota y se agota, y se comparte, y se escapa cuando queremos atraparlo. A veces lo encerramos en una urna y decimos "esto es Arte" y se escapa entonces por las rendijas como vapor de agua.

Y también creo que el Arte es humor y teatro, y farsa y duda. El Arte es infantil y al mismo tiempo antiguo. Es curioso e inquieto, fugaz y eterno. Es local y al mismo tiempo universal. Personal y colectivo. Ya ven que poco sé de Arte.

Tan poco sé de esto que, cuando alguien me cuenta que el Arte es esto o aquello, lo miro entre asombrado, y receloso, esperando averiguar el truco con el que pudo atraparlo, clasificarlo, atento a la cancamusa con la que pretenderá desorientarme para que crea que ese Arte es bueno o malo.

Posiblemente, antes de que acabe su discurso, me encontraré mirando una línea en el techo, los colores del cielo, escuchando el silbido del viento, el ruido de unos pasos, una pantalla rellena de risas y colores, para encontrar allí, seguramente, otras miradas asombradas y recelosas.

Yo no sé si un Arte es bueno o malo. Pero me gusta dejar que el Arte se exprese, que el Arte nos encuentre. Y esperar también a que sean la pena, la alegría o la ira quienes me digan lo que siento. Posiblemente hay engaño en el Arte. Posiblemente no todo lo etiquetado así es Arte para mí. Pero eso no invalida cualquier esfuerzo por crearlo, por cambiarlo, por difundirlo, por compartirlo.

Y me niego a que etiqueten el Arte para mí o para otros, a que lo seleccionen o valoren por mí o por otros. Dejen los dogmas y pontificados para otros ámbitos y territorios y permitan a todo el mundo, pero sobre todo a los jóvenes, adivinar, pensar, crear y juzgar libremente el Arte que quieran. El Arte que sientan.

Que la cancamusa del Arte nos siga engañando. Por muchos años. Con mucho gusto.

jueves, 12 de marzo de 2009

CULPABLE

Hoy, según Facebook, soy un presunto violador (de la propiedad intelectual).

Mi delito: ilustrar un año de Internet en el Aula con la canción de Jorge Drexler "La Infidelidad en la Era Informática". El juicio y la sentencia han sido rápidos, sin defensa: retirada del vídeo y aviso pertinente. Ahora debo demostrar que podía usar esa canción. He escrito a Jorge Drexler en su web. Por el mismo motivo, por otro vídeo, lo he hecho en la web de Chambao. No espero gran cosa.

Vivimos tiempos extraños. Leyes y tribunales que encierran la cultura bajo un canon. Nuevas inquisiciones y policías tecnológicas. Permisos para compartir imágenes. Todo tiene un precio. Sustituimos redes abiertas por redes comerciales y capadas. Bajo la amenaza de no sé qué herejías, delitos y protecciones "intelectuales" se orquestan campañas y leyes que suprimen libertades, que silencian conocimientos. Viva lo privado, abajo lo público. Ya no veremos niños en las pantallas, sólo burkas y máscaras. Todos somos culpables hasta que no demostremos lo contrario.

Culpables de dejarnos arrebatar libertad, conocimiento y comunidad.

No, no me siento feliz hoy, no.













viernes, 6 de marzo de 2009

Un año en la red Internet en el Aula


Siempre he creído que los años los cumplen las personas, y no los edificios o instituciones. Siempre me ha valido más la placa "Larra (o Byron) estuvo aquí", que la de "construido (o constituido) en 1700 y pico".

Las pirámides, Academias e instituciones pueden llevar ahí mil años, y para mí no valer un pimiento por ellas mismas. A veces son reliquias de muchos sufrimientos humanos. Pero encontrar los grabados que pudo dejar Inhotep, o las palabras que pronunció Lorca, tienen para mí un valor inmenso e intemporal.

Por eso, cuando hace unos días, se celebraba el primer año de la existencia de la Red Internet en el Aula, yo preferí esperar a hoy. No lo tomen como personalismo, que mucho hay, es cierto, en este blog, sino como una muestra de humanización.

En un año he recibido 2041 mensajes relacionados con esta red, desde que el 6 de marzo de 2008 recibí el primero: "¡Bienvenido a Internet en el Aula! Gracias por unirte." Y desde que, ese mismo día, recibí el primer comentario de Yolanda: "Bienvenido Dálmata. " (yo era el miembro 101 de la red) he recibido también 206 comentarios más. No sabría decir los que yo haya podido hacer a otros en este tiempo. Desde que el 10 de marzo escribí mi primer post allí, "Una visión de los alumnos de secundaria de hoy", he compartido 65 post, 79 fotos, 93 videos, he participado en 145 discusiones en los foros, he creado y participado en muchos grupos y debates.

Hoy mantengo 479 de los 3054 miembros de esta red etiquetados como amistades. Bien es cierto que no todos/as ejercen como tal, pero las solicitudes de amistad en una red social, al menos para mí, significan una manera de tender lazos, y gracias a ellas he podido conocer muchas y buenas personas, y compartir debates que de otro modo me resultarían imposibles.

Llegarán también las fechas de celebrar el momento en que conocí personalmente a algunas de estas amistades, cuando puse cara, y voz, a estos comentarios en red. Pocas son todavía las amistades que se han hecho tangibles, y más viviendo como vivo yo en Canarias, pero reconozco que han sido muchas más de lo que yo pensaba hace un año.

Allá por noviembre, en una de esas crisis temporales que me dan, decidí abandonar la actividad en esta red. Mis razones las planteé en mensajes privados, en comentarios, incluso en un post, "Por qué (en mi opinión) no funcionan (aquí y ahora) las redes sociales (educativas)".

Sigo creyendo que una red educativa no se mide por el número de miembros, sino por la riqueza de sus debates y la calidad de lo compartido. Sigo creyendo que una red educativa debe tener uno o varios fines, tener un objetivo (o muchos), un calendario, planes, y no dejarse llevar por el azar o voluntades personales.

Sigo pensando que me importan muy poco las dotaciones TIC, tabletsPC, Netbooks, PDI o cualquier cacharro que se quieran inventar o nos quieran vender, y sí mucho el tener en los centros educativos:
- Conexiones de alta velocidad real y baratas.
- Contenidos, sistemas, programas y conocimientos libres y compartidos.
- Diseños curriculares y métodos pedagógicos adaptados a la gestión del conocimiento del siglo XXI, y no, simplemente, añadir conceptos pseudopedagógicos por el sencillo método de maquillar lingüisticamente lo ya existente, poniendo la nueva palabra de moda donde antes estaba la anterior, y repitiendo desde los 6 a los 16 años, y una vez tras otra, el mismo proceso-modelo discurso-memoria-examen de siglos pasados.

Pero hasta que esa realidad se de, en este indeterminado periodo de infancia tecnológica que hemos de vivir, he de reconocer que la experiencia de esta y otras redes, cumplido mi primer añito, mereció la pena.

Saludos



El mismo vídeo en Youtube:

lunes, 2 de marzo de 2009

Crear algo nuevo con amigas y amigos... eso no tiene precio


Hace dos días regresé de viaje, y aún me siento en el aire.

No es sólo que en cuatro días lejos de casa haya viajado en aviones, trenes, metros y taxis. Tampoco que haya conocido, o vuelto a ver, personas amables y entusiastas, dispuestas a compartir su tiempo y experiencias.

Es también que, al volver, hallé palabras, mensajes y citas que agradezco y me emocionan. No sé si sabré responder bien a todas, y eso me tiene entre brumas y dudas, pero quiero hacerlo ahora, lo mejor que pueda.

Empezaré compartiendo sentimientos. Puede que resulten exagerados, pero son sinceros: nunca me he alegrado tanto de pedir ayuda, ni nunca he tenido a tantas personas tanto que agradecer.

Mientras en Corto y Cambio, el blog de Esperanza, "leía" el vídeo de David Eggers y sus 1400 voluntarios para educar a los jóvenes, no hacía más que pensar en ello. Cuando después, en Andamiada, el blog de Gabriela, "leí" también a Howard Reinghold hablar sobre la colaboración, me dí cuenta de lo que yo agradecía.

No eran sólo las palabras traducidas, sus no pocas horas frente al teclado, era su atención ( y la de, hasta el momento, doce personas más) su colaboración, por encima de tiempos y distancias, permitirme poder entender lo que antes no era capaz, enseñarme otra manera de hacer las cosas.

Y por supuesto, sobre todo era, y es, la amistad. Ya sé que habrá quien piense que necesita tocar para creer en ella, pero eso es algo muy difícil cuando quien te ayuda está en Buenos Aires, Washington, México, Maracaibo, Benicássim, Palma del Río, La Laguna, Barcelona, Bogotá, Suiza o Sant Andreu, y uno está en Las Palmas de Gran Canaria.

Yo quiero creer y defender, pues tengo pruebas de ello, que ese impulso amistoso y desinteresado tan humano existe, y hasta puede ser favorecido en estos tiempos, y con estas tecnologías, y que nos permite algo tan difícil como es crear y difundir algo tan común, y al mismo tiempo tan diverso, como el conocimiento, a través de los cientos de lenguas existentes en el mundo.

Por ello, siguiendo la propuesta que nos hacía Aníbal en nuestro grupo TEDTalks es subtitles (al que siguen estando ustedes invitados/as), publico aquí uno de los vídeos ya traducidos y subtitulados, el de Tim Brown en Creativity and Play (¿les suena este tema? ;-D).

En él, Tim Brown habla de David Kelley, fundador de IDEO, y de que quiso fundar una empresa donde todos los empleados fuesen grandes amigos suyos (¿les suena el tema de la amistad? ;-D).

Les dejo con el vídeo: